Queremos sembrar con bosques el oxígeno del presente, pero también el de generaciones venideras.

Restauramos paisajes y suelo en zonas que han perdido masa forestal a causa del cambio climático o que han sufridos incendios, para evitar así la sequía y la desertificación.

Queremos continuar con los proyectos de reforestación que ayuden a devolverle la vida a nuestra madre tierra.